f Skip to main content

La salud mental en el sector de la tecnología está en un punto de crisis, con el personal de TI reportando altos niveles de ansiedad, depresión y estrés. El talento tecnológico está especialmente en riesgo. Examinamos cómo Ceiba trabaja para combatir este problema y está liderando la respuesta

La triste realidad de la escasez de talento en la industria tecnológica

Se habla mucho de la escasez de talento en la industria tecnológica, la cual está sometida a una enorme presión gracias a las exigencias de la transformación digital actual.

Es cierto que hay un déficit mundial de ingenieros de software y otros especialistas, cuyas habilidades son necesarias para ayudar a las empresas a salir adelante en tiempos difíciles.

Esta escasez se ha visto agravada por el cambio global hacia lo digital, la cual se ha producido más rápido de lo que nadie esperaba. También se puede producir por el hecho de que muchos desarrolladores de software son autodidactas, dominando lenguajes de codificación, herramientas y marcos de trabajo sin formación formal.

Las técnicas tradicionales de contratación son, por tanto, redundantes, y muchas empresas han tenido dificultades para atraer, seleccionar, contratar y retener el talento tecnológico que necesitan.

Lamentablemente, hay otra razón para la falta global de especialistas en software cualificados.

El agotamiento está muy extendido en el sector TI, con un gran número de trabajadores tecnológicos que luchan contra problemas de salud mental como el estrés, la ansiedad y la depresión.

Aquí consideramos cómo las empresas pueden responder a esta emergencia, y cómo en Ceiba estamos liderando la carga para mejorar la conciencia de la salud mental en la industria tecnológica.

¿Ha llegado a un punto de crisis la salud mental en la industria tecnológica?

Un elevado número de trabajadores del sector tecnológico padece problemas de salud mental

Los estudios sobre la salud mental en el sector tecnológico no son una lectura agradable, ya que se estima que más de la mitad de los profesionales de la tecnología han sido diagnosticados formalmente con problemas de salud mental.

Esto incluye ansiedad y depresión y, en algunos casos, las personas que trabajan en la tecnología están cinco veces más deprimidas que la media nacional, y los encuestados declaran específicamente que están estresados por su trabajo.

Los síntomas del estrés incluyen dolores de cabeza, ataques de ansiedad, insomnio, indigestión y cansancio continuo, estos trabajadores se describen como “constantemente estresados”.  Igualmente, la ansiedad y la depresión que experimentan se manifiestan en forma de fatiga, tristeza, pesimismo, pérdida de interés, sentimientos de inutilidad y desesperanza.

Según un informe, el personal que trabaja en operaciones comerciales, diseño y desarrollo de páginas web, gestión de proyectos y administración corre un riesgo especial.

No es de extrañar que algunos sugieran que la salud mental en la industria tecnológica está ahora en un punto de crisis y que la industria necesita descubrir cómo trabajar en la salud mental.

Algunos empleados del sector de tecnología se ven más afectados

Según el informe, algunos grupos específicos del sector tecnológico son más propensos a padecer estrés, y los más expuestos son los que ya tienen un problema de salud de larga duración.

Los enfermos recientes de depresión y ansiedad, las mujeres, los jóvenes de 18 a 34 años, los bisexuales y los que se autodescriben como tales, así como los padres que regresan, son también grupos que declaran niveles de estrés significativamente más altos.

Un grupo que está especialmente bien representado en el sector tecnológico es el del personal neurodivergente, y una empresa de consultoría informática informa de que dos tercios de su personal son autistas.

Neurodivergente es el término que se utiliza generalmente para las personas cuyo funcionamiento mental o neurológico difiere de lo que se considera típico, como los que tienen TDAH, autismo, dislexia, dispraxia, síndrome de Tourette y discalculia.

Neurotípico es el término utilizado para las personas no neurodivergentes, es decir, las que no se identifican como poseedoras de ninguna de las condiciones mencionadas.

El informe también revela que la ansiedad y la depresión son significativamente mayores entre los trabajadores neurodivergentes del sector de las TI que entre los considerados neurotípicos.

¿Por qué es un problema la salud mental en la industria tecnológica?

Hay muchas razones por las que el sector de las tecnologías de la información es especialmente propenso al estrés.

La primera es la velocidad a la que se ha expandido la industria tecnológica, ya que los productos digitales se han convertido en una parte esencial de todas las empresas. Esto ha llevado a que la mano de obra de las TI esté compuesta por trabajadores más jóvenes, en comparación con otras industrias.

Por consiguiente, estos trabajadores son más propensos a aceptar entornos de trabajo exigentes y el tipo de “culturas de largas horas” que conducen al agotamiento y a un mal equilibrio entre la vida laboral y la personal.

El personal neurodivergente también tiende a elegir funciones en las que su neurodivergencia les ayuda a destacar, como los desarrolladores de software y los codificadores que muestran niveles excepcionales de concentración, enfoque y creatividad. 

Sin embargo, estos trabajadores pueden tener dificultades en otros aspectos del trabajo, como las expectativas en torno a la socialización y la comunicación.

Algunas áreas de la industria tecnológica están plagadas de plazos ajustados, horarios de trabajo anormales y expectativas imposibles, lo que provoca el tipo de estrés que dificulta el sueño, el descanso y la digestión de los alimentos, lo que a su vez origina otras afecciones.

¿Cómo lucha Ceiba por la mejora de la salud mental?

En Ceiba, ponemos la humanidad por encima de todo, y apoyamos a cada uno de nuestros colaboradores y sus familias, desde nuestro recepcionista y equipos de limpieza hasta nuestros diseñadores y desarrolladores.

Aunque siempre nos centramos en agregar valor a nuestros clientes, y estamos comprometidos con ser una empresa atractiva en la que nuestros colaboradores aprendan y prosperen resolviendo grandes retos técnicos, también nos aseguramos de que nuestro personal entienda que su valor humano es el más importante.

Por esto, nuestro equipo de Estrategia para el Talento genera planes de desarrollo de colaboradores personalizados, detallados, que buscan la diversidad, la inclusión y aseguran una comunicación activa y permanente con cada líder de equipo.

En Ceiba nos esforzamos por escuchar a nuestros colaboradores y ofrecerles una orientación que no se limita al ámbito de su carrera profesional, sino a su vida en general.

Por lo tanto, disponemos de herramientas que nos permiten identificar, mediante una evaluación semestral, cualquier necesidad de apoyo mental, emocional, social, físico o de atención ocupacional, llevando a cabo este apoyo, caso por caso, a través  de alianzas externas con equipos interdisciplinarios de salud que acompañan cada uno de nuestros procesos.

Como resultado, tenemos una rotación de personal mucho más baja que otras empresas del sector, con una media de solo el 2,23 % en los últimos cuatro años y que se reducirá al 1,69 % en 2022.

Nos sentimos orgullosos y encantados cuando nuestros empleados certificaron por partida doble a Ceiba en Great Place To Work y Great Cultura to Innovate.

¿Qué pueden hacer otras empresas tecnológicas para ayudar?

Las empresas de TI pueden unirse a nosotros para responder a esta crisis de salud mental y mejorar la gestión de los empleados con ansiedad.

El apoyo a la salud mental debe estar siempre disponible, el personal debe sentir que trabaja en un lugar propicio para su salud mental, donde se le incluye, se le apoya y se le comprende.

Los trabajadores o terapeutas formados en salud mental pueden organizar sesiones sin cita previa, y las empresas pueden establecer vínculos con organizaciones benéficas de salud mental que ofrecen ayuda profesional. Está demostrado que las aplicaciones de salud mental también pueden tener un impacto positivo.

Es esencial reducir el estigma que rodea a los problemas de salud mental, para que los empleados se sientan cómodos hablando de sus preocupaciones con un jefe y no se asusten por tener un día libre de salud mental en el trabajo.

Los directivos deben estar capacitados para reconocer los signos de estrés y agotamiento y deben estar en constante comunicación con el personal, así como equipados para ofrecer los recursos adecuados y el apoyo diseñado para mejorar la salud mental en el trabajo.

Las empresas tecnológicas también deben comprometerse a cambiar sus culturas de trabajo, especialmente cuando se demuestre que cuestiones como los plazos ajustados, los horarios inusuales y las altas expectativas son la causa.

La salud mental en la industria tecnológica debe abordarse ya

En Ceiba, reconocemos que nuestro personal talentoso, comprometido y altamente capacitado está en el corazón de todo lo que hacemos.

Por eso priorizamos el valor humano de nuestros empleados y sus familias, en particular su salud mental.

Hablemos ya y conoce más sobre nuestros servicios.

Déjanos tu comentario

Share via
Copy link